Patacón Pisao, decano de la comida típica colombiana en España

Elizabeth Delgado Betancourt llegó a estudiar a España, a la preciosa ciudad de Granada, hace ya algunas décadas. Luego, los avatares del destino, la condujeron hasta Madrid, donde se le planteó la necesidad de “Algo tengo que hacer”. Trabajó en una importadora de productos, en ese entonces, y fue allí donde empezó a tener contacto con los colombianos, y donde escuchó a los compatriotas la frase que la llevaría tomar su decisión: “como me gustaría que hubiera un sitio donde tomar Pony Malta con pandebono”. Y esa inquietud empezó a rondar en su cabeza. A partir de allí, a buscar local.

Con la ayuda de su familia, lo reconoce y recuerda, y el escepticismo del comienzo, se le “subió” el colombiano que todos llevamos dentro y se empeñó en ello. Y, quizás, casualidad o no, encontró su lugar en la calle Delicias, precisamente, y ese detalle, le gustó mucho.

Origen de Patacón Pisao

“Fue difícil al comienzo. Abrimos el 1 de agosto del 97, cuando llegaban colombianos a montones; no había muchos sitios colombianos, pero tampoco había facilidad de encontrar los productos de la patria”, relata. “Con la buena voluntad y documentándome, logramos salir adelante; empecé a familiarizarme con los platos de las regiones colombianas, incluso con su jerga. Empecé a pensar en crear un lugar donde pudiera venir todo el mundo, un sitio cómodo, sencillo, agradable, confortable y que la gente se encontrara a gusto, fuera quien fuera.  Y, sobre todo, la calidad de la comida, siempre”, sostiene Elizabeth, en su restaurante Patacón Pisao, en diálogo con el Periódico Colombia.

La comida es un reflejo de las costumbres de un país. Y en Patacón Pisao tenemos la comida, la música, los colores, etc.

“La gente busca lo suyo, y funciona. Y en la medida que llegaban más colombianos a España, también había más posibilidad de conseguir productos de la tierra y preparar una comida más auténtica. Y como la apertura se ha hecho mayor y las campañas de Colombia por incentivar el turismo han funcionado, los colombianos son vistos con mejores ojos; ha beneficiado la integración con los españoles, queriendo ellos, a su vez, conocer la cultura nuestra”, afirma Elizabeth.

Con La Rochela, su otro restaurante, sucedió algo similar. También pasó por un proceso similar de crecimiento y consolidación.

“La comida es un reflejo de las costumbres de un país. Y en Patacón Pisao tenemos la comida, la música, los colores, etc.”, sentencia.

Consejo

25 años con Patacón Pisao y más de 15 con La Rochela, le otorga a Elizabeth la idoneidad para revelar las claves de la estabilidad y la permanencia: “Aquellos nuevos negocios han de saber que hay unas normas que se deben cumplir; existe una legislación en España que es para todo el mundo, y debemos adaptarnos a este país y no al contrario. Licencias, permisos, cumplir con toda la normativa, siempre. Es fundamental. Si algún consejo puedo dar, es tener claro qué se quiere hacer, tener recursos, estudio del tipo de negocio, informarse y contratar a un gestor para los aspectos legales. Así, desde el principio, se va bien. De no ser así, vienen las complicaciones. Ser constantes, mejorar, cambiar, renovar, para que siga vivo el negocio, es esencial”, confiesa esta bugueña.

Parte fundamental de Patacón Pisao y La Rochela ha sido el personal con quien se trabaja: “Es muy importante porque son ellos, quienes tienen que ayudarte a que se muevan las cosas; que se sientan a gusto, que sean responsables, que se integren en la empresa, aunque se hace necesario, también, ser exigente”.

Clientes

El público que visita Patacón Pisao es más familiar, más tradicional colombiano; el de La Rochela es más joven, más trabajador de la zona. Aunque, finalmente, la gente busca donde le bien mejor ir a comer, ya sea por ubicación o por detalles de la decoración, etc.

Cuchara y Carbón, su nueva creación

“A raíz del confinamiento y con la obligación de haber cerrado algunos meses, lo que implicó tiempos difíciles, y que los establecimientos de comida para llevar son considerados esenciales, he buscado otra alternativa. Me surgió la idea de Cuchara y Carbón, comida solo para llevar, algo más pequeño y pollos asados. Está recién inaugurado y considero que va bien encaminado”, considera Elizabeth Delgado.

Escuchar

“Animo a los nuevos emprendedores. No es fácil, pero es posible. Constancia, atender lo que te dicen, nunca pretender saberlo todo. Escuchar”, finaliza Elizabeth.

www.pataconpisao.es
www.larochela.es


0 0 votes
Article Rating
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x