Algunas áreas que, con voluntad, podrían desarrollarse en Colombia

El campo (rural):

Un país agrícola como Colombia, debe trabajar para darles a los campesinos las herramientas necesarias para ser competitivos. Los tratados de libre comercio han puesto al productor campesino a competir con toda la agroindustria de países desarrollados que le inyectan al campo subsidios y eso les permite tener precios con los que nuestros pequeños productores no pueden competir.

Se debe diseñar un enfoque de la producción que migre a la industrialización del agro, de tal manera que los productos generen el valor agregado volviéndolos competitivos en los mercados internacionales. Para esa transición, se deben realizar acciones tales como:

Modernizar y formalizar

  • Modernizar y formalizar el campo, partiendo de la premisa de que es precisamente, el motor del desarrollo. Se debe elaborar un mapa agrológico y ambiental de la ruralidad que perfile la verdadera vocación de la tierra y su adecuado manejo para desarrollar el sector con base en esa información.
  • Tener una visión estratégica para desarrollar el campo, pues a pesar de ser el sector con mayores oportunidades, también es el más atrasado; esto implica la entrega de la tierra titulada a la población campesina para que sea productiva; hacer cumplir las normas de restitución y garantizar la presencia del gobierno para la protección de la vida del campesino.
  • Impulsar la generación de empleo con medidas que asuman la concentración de esfuerzos estructurales, políticos y económicos, encausados hacia el bienestar, de manera que se desestimule la migración del campesino hacia las ciudades.

    Inversión en el campo
  • Gestar una política de inversión en el campo, a partir de créditos blandos y de fácil acceso para los campesinos. Los subsidios se pueden otorgar siempre y cuando los cultivadores cumplan con el compromiso de producción y mantenimiento.
  • Propiciar esquemas que permitan disminuir los costos de crédito como, por ejemplo, pignorar la producción con la firma solidaria del dueño del predio junto a sus allegados en primer grado de consanguinidad y de afinidad, de manera que no se haga necesaria la hipoteca.
  • Promover una ley agropecuaria que priorice el uso de insumos de origen nacional, particularmente de los fertilizantes, de manera que se abra una puerta para la recuperación de algunas empresas de esta industria en el país.

    Modelos asociativos
  • Establecer modelos asociativos entre productores agrícolas de cara a la producción, transformación y comercialización. Para ello, en todas las regiones se podría apoyar la creación de cadenas productivas industriales (clústeres), con el objetivo de que se especialicen en diversos frentes; por ejemplo, en el proceso del cannabis medicinal, de la amapola y de la coca en aceite, así como otros derivados, etc.
  • Mantener e incrementar los subsidios existentes y crear nuevos, para equilibrar los costos nacionales con los internacionales y así generar condiciones de equidad entre los públicos involucrados. Por ejemplo, en los cultivos de maíz donde los productores colombianos no tienen cómo competir con los estadounidenses.
  • Revisar el cumplimiento de las condiciones de los TLC, en términos de no permitir la importación de productos cuando haya oferta interna suficiente en renglones específicos.
  • Fortalecer los “mercados campesinos” suprimiendo los intermediarios y de paso la especulación, para ello se debe garantizar medios de transporte que lleven los productos desde zonas apartadas a centros de acopio, conllevando mejor ingreso para el campesino y precio justo para el consumidor.

0 0 votes
Valora este artículo
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x