UnCafé

¿Un café?

El Covid ha pasado de ser la causa para convertirse en la excusa. Ya cumplido el año de la pandemia que ha afectado, sin excepción, a todo el mundo, el panorama presenta como única solución viable, en estos momentos y a mediano plazo, la autogestión y el autocuidado. Es decir, depende de cada persona, el asumir la nueva normalidad con criterio responsable, sensatez y rigor.

Las autoridades sanitarias, desde el principio, han estado alertando sobre los riesgos de la enfermedad y los cuidados a seguir, para mitigar su impacto: mascarilla, distancia de seguridad, lavado frecuente de manos, menos contactos, más ventilación y quedarse en casa si hay síntomas. De igual manera, se ha puesto en marcha la estrategia de vacunación, quizás no con la celeridad deseada.

En este orden de ideas, la nueva normalidad es posible en la medida de que el conjunto de la población lo crea. Se entiende, que se puede trabajar, estudiar, disfrutar e incluso viajar, siguiendo con exactitud esas recomendaciones. De hecho, quienes ya están implicados en el cambio de comportamiento, han sido los primeros en adelantarse.

La generación de confianza entre quienes desarrollan una actividad y a quienes va dirigida, dependerá, entonces, de ambos, con la idea de que las restricciones obligadas perjudiquen lo menos posible el dinamismo que tanto se quiere recuperar.

El pretexto de la pandemia para no hacer o dejar de hacer o no poder hacer o no tener o no ir o no salir o no divertirse o no comprar o no vender, tendrá que ser superado y deberá ser de obligatorio cumplimiento, como las restricciones, el sobreponerse al caos que ha generado este virus.

La fragilidad de la sociedad actual, sumida en su zona de confort, ha sido puesta en evidencia implacablemente y, si bien es cierto, épocas pretéritas sufrieron vicisitudes inimaginables, a la presente no le sobraría un poco de humildad, decoro y valentía.

Parafraseando una expresión muy española, “es lo que hay”. Ya no más excusa del Covid, evitar angustias y zozobras, desespero y preocupaciones; supeditarse no está en la agenda; ya se vive la nueva normalidad y tiempos mejores están por llegar. Depende de cada uno, depende de todos. Entonces, ¿Un café?

Herman Aguirre Ramírez | info@escolombia.es


0 0 votes
Article Rating
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x