Testimonio de víctimas participantes del proyecto

FUNDACIÓN CONCORDIA Y LIBERTAD: PROYECTO DESARROLLADO 2020 AL 2022, BOGOTÁ – COLOMBIA”.

(Omitimos expresamente por respeto sus nombres e imágenes)

A mis nueve años tuve que pasar por una experiencia que a mi edad fue muy dolorosa, en la vereda en la que vivía se encontraban los grupos ilegales alzados en armas. Una tarde, como de costumbre, salí a realizar unos mandados a la tienda más cercana y nueve hombres me violaron; mientras lo hacían, se burlaban de mí. Esta experiencia marcó mi vida para siempre, además dos de mis hermanos fueron torturados y asesinados.

Debido a estas situaciones, nos vimos obligados a salir de nuestro lugar de origen con las manos vacías y llegamos a casa de un familiar que nos dejó quedar por un tiempo. Siento que en ese momento nuestra familia se desunió porque mi padre nos envió a cada uno de mis hermanos a un lugar diferentes: casas de algún familiar. Éramos muchos y no podían mantenernos; soy la cuarta de doce hermanos. Desde entonces no volvimos a ser los mismos.

La vida nos cambió, las consecuencias de la violencia acabaron con nuestra familia y con las ganas de salir adelante. El Modelo Educativo Flexible Semillas Minuto de Dios se convirtió para mí en una oportunidad que quise aprovechar; se convirtió en la oportunidad de estudiar y de decirme a mí misma que, cuando se tiene el deseo de salir adelante, sí se puede.

Participante beneficiaria ciclo educativo III


Mi mamá fallece cuando yo tan solo tenía diez (10) años a causa de una grave enfermedad. Desde ese momento, a mi padre le tocó trabajar y cuidar de mí y mis cuatro hermanos. La vida fue muy compleja después de la muerte de mi mamá porque, poco después, fuimos desplazados por la violencia de nuestra tierra. Salimos de nuestro lugar de origen sin nada. Salimos caminando y caminamos durante meses. Fue una época muy dura en la que pasamos muchas necesidades y tuvimos que dormir en la calle.

Recuerdo que me tocó trabajar para ayudar a mi papá porque yo era una de las hermanas mayores. Pasado un tiempo, mi papá empezó una relación con otra mujer. Esta señora fue muy cruel conmigo y mis hermanos y, por esa razón, me fui de mi casa y continué trabajando… La situación me obligó a descuidar mis estudios. Cuando escuché la oferta educativa que ofrecía este proyecto, no dudé en matricularme para el ciclo III.

El proceso educativo ha contribuido en la transformación de mi vida; respecto a mis hábitos, relaciones familiares y personales, de manera favorable puesto que, para mi familia y para mí especialmente, es la continuidad de la culminación de mis estudios, lo que aumenta las posibilidades de vincularme en la formación técnica, tecnológica o profesional.

Mi participación en el proceso ha permitido reformular mi proyecto de vida, dado que tengo más claras mis ideas para planear y ejecutar el proyecto de estudiar psicología y poder ejercer la profesión con poblaciones adultas; de esta manera contribuiré en la búsqueda de soluciones a los conflictos intrafamiliares y en las comunidades más desfavorecidas.

Participante beneficiaria ciclo educativo III


0 0 votes
Valora este artículo
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x