¿Qué espera un hombre en su primera cita? – El desquite (Humor)

Como les parece queridos amigos que se me ha armado un tropel tremendo a raíz del artículo pasado donde hablé sobre qué no debe hacerse en la primera cita. Resulta que tengo unos amigos muy resentidos y me han dicho: “¿Venga papi, y es que las viejas son perfectas? ellas también la embarran”. Me puse a pensar y sí, es cierto; así que hice la tan famosa encuesta y he llenado otro par de hojas con las quejas de los hombres.

El primer caso suena un poco repetitivo, pero es lo que más le saca la piedra a cualquier persona, y es el bendito vicio de estar pegados del celular mientras la otra persona habla, ¡quién lo creería! Los hombres también sentimos.

Pero la cosa no para ahí; ustedes mujeres podrán decir que los hombres solo nos fijamos en el culo (y va uno a ver, y es cierto). No mentiras; hay cosas que van mucho más allá, como por ejemplo el hecho de salir con una “Vacía” que solo usa la cabeza para sostener el pelo. Ustedes nos han marcado de que sólo queremos sexo o pasar un rato, pero ¿Cómo no va a ser así, si hay mujeres que lo sueltan por un pandebono? A los hombres también nos gusta hablar, reírnos con una mujer, escuchar sus historias y tratarlas como se merecen (si usted es adicto al porno y solo quiere saludar y tener sexo, para usted no aplica este artículo).

Mujeres, por favor, no hay necesidad de llegar a un sitio a pedir lo más costoso de la carta; si lo van a hacer por favor, cuando se presenten pidan extracto bancario y así evitan que el personaje en cuestión se gaste “la quincenita” dándoles gusto nada más porque sí; eso se ve muy mal y uno como hombre ya sabe que lo van a coger de marrano, puede que no lo diga, pero de seguro se da cuenta.

Mujeres, por favor, no hay necesidad de llegar a un sitio a pedir lo más costoso de la carta

Mujeres fashion

Si usted es de esas mujeres fashion que cada 5 metros se encuentra un amigo o amiga, por amor a sus progenitoras, no se lancen a gritos a abrazar a cuanto pato se encuentren, mantengan la compostura y saluden normal y educadamente; les aseguro que si el caso fuera el contrario, ahí mismo se “enchuquizan” y capaz que se van ¡jodidas, ¿Quién dijo?!

Es cierto que los hombres somos muy descomplicados, y ¿Qué mejor compañía que una mujer con el mismo pensamiento? Una mujer, como dicen culturalmente, “de lavar y planchar”, que se le mida a todo, que no se complique, que le dé lo mismo 5 que 50. Salir con una mujer así es una chimba, caso contrario es la típica boba. “Ahí, yo allá no me meto”, “eso no me gusta”, “qué pereza”. Ese tipo de mujeres imposibles de complacer.

Si a usted le tocó una de esas es porque definitivamente, usted fue una «rechucha» en la vida pasada y ahí está pagando las consecuencias.

No voy a mencionar más, por ahora, porque ya sé, qué me corre pierna arriba cuando lean este artículo, pero quiero dejar constancia de que este escrito no aplica para todas las mujeres y tampoco para todos los hombres; para toda regla hay su excepción. Así que ya saben señoritas, los hombres no hablamos y no nos quejamos, pero cualquier actitud maluca en la primera cita determina si las abren, si se las cuadran o si a usted le gusta el pandebono.


0 0 votes
Article Rating
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x