Primer triunfo popular en Colombia

Pie de foto: Celebración del triunfo de Gustavo Petro en el Movistar Arena en Bogotá, el día de elecciones.

La gratitud es la memoria del corazón (Lao Tse).

El 19J es una fecha histórica para Colombia, llena de agradecimiento al pueblo colombiano que decidió el cambio. Un cambio que se hace necesario y urgente en un país carcomido por tantos males.

La ciudadanía habló y participó como nunca; Gustavo Petro es el presidente del primer gobierno popular en Colombia elegido con el mayor número de votos de la historia 11.281.013. Más del 58% de la población votante participó, ello es muy importante; la gente siente y sabe que participar si vale y pudo decidir; a pesar de los intentos de fraude y hasta de pretender usar la violencia en política, para apartarlo de la contienda, no pudieron. La democracia triunfó.

Ganó en franca lid, a pesar de que las encuestas, algunas descaradamente posicionadas a favor de Rodolfo Hernández, mostraban resultados contrarios al deseo de cambio, queriendo manipular la población.

La diferencia fue de 3,13%, un resultado legítimo y que ya han aceptado. Algo también está cambiando. La política tradicional acepta su derrota y el término de una era, que para las mayorías ha sido aciaga, llena de dolor, penuria y éxodo.

En su discurso el presidente electo Gustavo Petro ya anunció que su tarea principal, es reconciliar un país dividido en odios y maleado por las mentiras y prácticas políticas asquerosas de la corrupción.

La era de paz

Ahora tenemos un tiempo nuevo, una era nueva, la era de paz que vamos a construir como país, porque Gustavo Petro gobernará para todos. El proyecto político de cambio que él encarna, tiene la idea fuerza de la vida y de la vida digna para los y las colombianas, esto se traduce en llevar a las familias igualdad, justicia y convivencia, por ello de las primeras acciones es crear esa la comisión representativa de lo que será el gran acuerdo nacional que necesita Colombia, para desactivar la guerra y la violencia que nos empobrece.

Colombia tiene diferencias territoriales que se manifestaron en la forma de votación; el triunfo del primer gobierno popular, es contundente en los territorios periféricos, Costa Pacífica y Costa Atlántica, donde su discurso y propuesta de inclusión, sus gestos de corazón y empatía para el sufrimiento, aislamiento y carencias de estas poblaciones, caló y los llenó de poderío, que, a pesar de las vicisitudes e inclemencias del tiempo, buscó la manera de participar y decidir, potenció al máximo sus tradicionales formas de organización y su capacidad de autogestión para ir a votar y participar.

Resaltar que departamentos como Chocó, Putumayo, Cauca y Nariño votaron más del 80% por la propuesta política del Pacto. Ellos y ellas salieron de los campos en canoas, a pie, a lomo de burro y caballo; para ellos ha sido una gesta libertaria y el nuevo gobierno tiene un gran compromiso con estas poblaciones y su deseo de cambio imparable.

Potencia mundial de la vida

También en las grandes ciudades del país, ganó, y es que los y las colombianas de las ciudades entienden que sin paz en el campo, sin su desarrollo, la ciudad no puede vivir con seguridad; la distorsión de un desplazamiento forzado fruto de la violencia política, también toca en las ciudades, en ellas también se expresa la inconformidad de las políticas nefastas que nos han llevado a ser un pueblo con hambre, paradoja inaceptable en un país que tiene territorios que son paraísos y con una biodiversidad que nos hace una potencia mundial de la vida.

No es una tarea fácil, mas no imposible sentar las bases de una sociedad que se encamine por la dirección correcta.

En su discurso el presidente electo Gustavo Petro ya anunció que su tarea principal, es reconciliar un país dividido en odios y maleado por las mentiras y prácticas políticas asquerosas de la corrupción. La política del amor es el diálogo dijo para ese gran acuerdo nacional que aborde las tres grandes prioridades: La paz, la justicia social y la justicia ambiental, porque sin planeta no hay posibilidades para la humanidad y América Latina en este campo tiene mucho que decir y hacer, un gran concierto multilateral para detener la crisis ambiental, en el que el Estado colombiano será líder.

En el exterior

La colombianidad en el exterior, no estuvo ajena en esta batalla democrática en España cumplió un papel muy importante, dimos un salto cualitativo y cuantitativo en participación, con un censo fortalecido, pero aun poco representativo de la verdadera cantidad de residentes. Su tradicional abstención del 91% bajo a un 60% y por supuesto la mayor conciencia sobre el impacto de las políticas aplicadas y su incidencia en el gran éxodo de colombianos y colombianas al que asistimos le dio el triunfo al pacto.

El acumulado de tantos esfuerzos y años por un país mejor, se concretó en esta gesta y desde aquí agradecemos a todas las personas que nos buscaron para ser jurados, testigos que vigilaron y velaron por la transparencia en esta campaña, un agradecimiento que queda en la memoria del corazón de un hecho histórico en nuestro país protagonizado por los “nadies”, que ahora son gobierno y en el que colombianos y colombianas en España logramos poner la mayor votación para el triunfo del primer gobierno popular en Colombia, dejando huella.

Lo dijimos, lo prometimos y lo hicimos. PALABRA QUE SÍ.


0 0 votes
Valora este artículo
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x