¿Por qué nos cuesta entender la verdadera felicidad?

¡Cómo cuesta entender el funcionamiento del universo, cómo cuesta entender las injusticias, cómo cuesta encontrar explicaciones a este péndulo que va y viene sin control alguno!

Los seres humanos vivimos en opuestos. Hay una teoría que indica que “la finalidad de las polaridades radica en que cada persona encuentre su punto de equilibrio”; por ejemplo, una persona que no haya recibido amor en su infancia es muy probable que se vaya al opuesto de súper proteger a sus hijos. Sin embargo, este opuesto tampoco es el óptimo porque se desbalancea el equilibrio: -las cosas no son ni buenas ni malas, simplemente son-.

Aceptación

Si analizas tu vida y te das cuenta que estás viviendo en desequilibrio, y que se te sale de las manos, te invito a que entres en aceptación; mejor dicho, suelta el control. La respuesta está en el interior, deja de buscarla en el mundo externo; de hecho, toda circunstancia exterior tiene que ver con tu nivel de consciencia. Recuerda que todo lo que vives aquí y ahora es una proyección de lo que habita en tu interior.

La violencia que observamos nos muestra pensamientos de ataque; ríndete al ataque y conecta con el amor, la justicia y la felicidad, aquella que se consigue, no cuando tienes lo que deseas, sino cuando aprendes a conectar con la aceptación de lo que tienes, como regalo o como aprendizaje.

Dijo Eduardo Punset en el libro El viaje a la Felicidad, que “La revolución científica ha desatado el cambio más importante de toda la historia de la evolución, la prolongación de la esperanza de vida en los países desarrollados, que ha generado más de cuarenta años redundantes en términos evolutivos”.

En este orden de ideas debemos preparar nuestra mentalidad para mantener prolongada la felicidad en el tiempo ¿Qué quiere decir esto? A comienzos del siglo pasado una persona de 40 años se consideraba una anciana y a día de hoy, en la medida en que ha mejorado la calidad de vida, a los 40 años estamos disfrutando de plena juventud, a la cual le sumamos la experiencia y esto, en muchas ocasiones, genera cuestionamientos.

Crisis existenciales

Por esto es usual ver personas que a los 40 tienen crisis existenciales, porque quieren darle un giro a su vida. Yo realmente creo que las crisis existenciales son positivas, siempre y cuando las sepamos dirigir hacia una transformación, es decir, hacia una mejora en salud, economía y emociones. Sin embargo, si las crisis existenciales son negativas, sucederá todo lo contrario, así que preparémonos, porque estamos evolucionando de manera acelerada y como humanidad debemos ir al ritmo de este proceso, si es que queremos seguir experimentando esta linda experiencia que se llama vida.


0 0 votes
Article Rating
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x