Migración actual: la xenofobia versus el reconocimiento de su importancia para las economías de destino

Foto Organización Internacional para las Migraciones

El futuro de los migrantes está muy afectado por las posturas divergentes y contradictorias, que se trasmiten en medios de comunicación, partidos políticos y redes sociales sobre el impacto de los procesos migratorios. Los periodos de crisis económicas y éste como la pandemia, sirven de escenarios para que desde esferas políticas y de opinión se cuestione sobre pertinencia.

Valga resaltar que la mejor oportunidad para valorar el impacto que tienen las opiniones sobre la migración en la población general, es en el periodo electoral. Con las votaciones por candidatos se puede constatar que corriente de opinión influyó más en la opinión pública: si quienes rechazan la migración o quienes la aceptan. En este tiempo los “contra” asumen actitudes xenofóbicas que juzgan y condenan mediáticamente a los migrantes.

Esto lo socializan en medios de comunicación y redes sociales, sentenciando o calificando a los migrantes como culpables de: quitar el trabajo a los residentes, colapsar los servicios de salud y la prestación social, además de ser carga escolar con sus hijos que tienen que ser nivelados académicamente. Por su lado, las corrientes de opinión que aceptan la migración, socializan sus aportes a la economía local.

Sin embargo, al contrastar los resultados electorales en varios países del mundo se puede comprobar que están obteniendo más alta votación los candidatos que asumen actitudes xenofóbicas. Esto porque generan temores en los votantes sobre los peligros de la migración para el empleo y la seguridad social. Se plasma entonces que la información negativa sobre un colectivo, ejerce más influencia que la positiva; porque se están promoviendo los instintos de supervivencia contra quienes pueden ser un riesgo. Se manipulan de forma efectiva sentimientos como el temor, el miedo, inclusive el odio.

Este comportamiento lo explican disciplinas del conocimiento como la neuro gestión de los procesos electorales. Por esta disciplina se sabe que, a través del cerebro, se procesa la información que recibe el ser humano y la persona responde con emociones que se pueden escanear con aparatos especiales. En tal sentido se han realizado estudios donde se ha escaneado o valorado el comportamiento del cerebro ante la transmisión de diferentes informaciones que crean sentimientos diversos y se ven reflejados en imágenes computarizadas.

Se plasma entonces que la información negativa sobre un colectivo, ejerce más influencia que la positiva

Actualmente, los expertos en campañas diseñan las mismas, evaluando el impacto de las informaciones en sus votantes. En tal sentido, realizan muestras en laboratorio donde se escanea el cerebro de personas y se revisa el comportamiento que estimula en el individuo la información general y publicidad. Los resultados impulsan a los partidos a enfocar cómo incidir de forma más efectiva en futuros votantes. Las campañas en todo el mundo emplean a compañías especializadas como “Emotion Research Lab” y a otros expertos en neurociencia para penetrar en los sentimientos no expresados de los votantes. Se ha comprobado como los mensajes de temor y odio generan gran impacto en el cerebro estimulando acciones.

Por ejemplo, el desempleo y la inseguridad generan temor en las personas y si se acusa a los migrantes de ser sus generadores, se produce un rechazo hacia el colectivo y hacia quienes no sean proclives a detener la migración.

El cerebro trabaja con cuatro partes distintas: el hemisferio izquierdo, el derecho, la parte cortical y la límbica, lo que supone cuatro formas diferentes de trabajar que, a su vez, dan lugar a cuatro lenguajes distintos. Uno es el que se mueve en el mundo de los números; otro está relacionado con los procesos; otro que se construye hablando y dialogando; y un cuarto que trabaja en evoluciones, en cómo será el futuro. Estos cuatro lenguajes tienen diferentes características y todas las personas piensan desde el punto de vista de uno de ellos. El problema es que algunos de estos lenguajes no se entienden bien entre ellos, como es el caso del lenguaje de números y el de la comunicación; o entre los lenguajes de futuro y de procesos. En este contexto los partidos pueden definir casi científicamente, cómo es la mejor forma de incidir en los electores, conociendo cómo funciona el cerebro y haciendo pruebas previas de los mensajes de comunicación en laboratorios. Ante la mala incidencia de los mensajes de odio y temor contra los migrantes, se debe responder a su falsedad de manera organizada.

Se requieren diseñar en el tiempo procesos de socialización con mensajes, informaciones y formación que evidencien los aportes que deja migración al país de acogida. Se debe explicitar que, ante el exceso de mano de obra y salarios bajos en el país de origen, las personas van a otro lugar donde escasean los trabajadores y las remuneraciones son más altas. Allí ocupan los puestos que dejan los residentes. Dar relevancia que todas las influencias teóricas se basan en el supuesto de que las migraciones son el resultado de desigualdades entre países. La pobreza o el subdesarrollo son las causas principales de la emigración. Uno de los fines de todas estas corrientes teóricas fue frenar las migraciones a partir del desarrollo.

Columnista Julian Castrillon en escolombia

0 0 vote
Article Rating
Compartir esta publicación:
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x