Mejorar la calidad de vida de las víctimas

FUNDACIÓN CONCORDIA Y LIBERTAD: PROYECTO DESARROLLADO 2020 AL 2022, BOGOTÁ – COLOMBIA”.

La metodología utilizada en el proyecto, ha potenciado todas las dimensiones del ser humano buscando promover en los participantes disciplina, hábitos de estudio, y habilidades comunicativas para facilitar la interacción y el trabajo en equipo, motivándolos a continuar sus procesos educativos y a su reinserción en la sociedad, con la construcción de objetivos claros y coherentes en su proyecto de vida.

A través de las siguientes tres líneas de acción, el proyecto ha buscado mejorar la calidad de vida de los participantes a nivel personal, familiar, social y laboral.

1. Línea Psicoemocional

Con el propósito de mitigar los daños emocionales causados por las vivencias de cada uno de los participantes a lo largo de su vida.

Para esta población resulta impensable invertir parte de sus ingresos en el pago de una consulta psicológica, sin embargo, el equipo de psicólogas del proyecto realizó un extenso proceso de acompañamiento terapéutico a los participantes, con un promedio de 2.500 consultas, encaminadas a fortalecer las habilidades para la vida, el manejo y la gestión de emociones, procesos de resiliencia frente al sentimiento de ser víctima, autoconfianza, valoración de la familia y valoración de la amistad.

Ninguno de los participantes había asistido a un psicólogo con anterioridad y después del proceso, los participantes mejoraron en autoestima, en el control y manejo de impulsos agresivos, en la capacidad de empatía, habían ahondado en sus problemas de infancia… Sin duda, este proceso fue imprescindible para recuperar la seguridad y confianza en sí mismos.

Talleres psicoeducativos

Además, el proyecto realizó un acompañamiento psicológico grupal a través de talleres psicoeducativos a partir de los cuales se logró modificar conductas y comportamientos, fomentando la construcción de relaciones armónicas y duraderas, trabajando en estrategias para la autorregulación emocional, el manejo y la resolución de conflictos.

A algunos de estos talleres asistieron familiares y amigos de los participantes, con el objetivo de fortalecer e incrementar la red de apoyo y de esta manera contribuir a la transformación de las comunidades. Durante el proyecto se realizaron 15 talleres con participación de 747 beneficiarios del proyecto, sus familiares y amigos.

2 Línea Proyecto de vida

A través de esta línea los participantes elaboraron su “proyecto de vida” dirigido a resignificar sus propias vidas, a fortalecer vínculos familiares, sociales, laborales y establecer relaciones más armónicas desde una comunicación asertiva.

Los beneficiarios escribieron, como proceso terapéutico, sus historias de vida, expresaron libremente sus sentimientos frente a sus situaciones familiares, realizando un proceso de desapego emocional para resignificar sus historias personales y empezar de nuevo.

Al final del proceso, los participantes presentaron su proyecto de vida futuro en un acto realizado el 24 de noviembre de 2022, que contó con la presencia y acompañamiento de personal del Ayuntamiento de Madrid: Juan Carlos Castro (subdirector general de internacionalización) Santiago Saura (concejal), Cecilio Cerdán (director general de Cooperación) y Manuel Gutiérrez delegado de la Fundación Concordia y Libertad.

Tras la elaboración de estos proyectos personales, los participantes establecieron metas a mediano y largo plazo, logrando controlar la toma de decisiones, resolver conflictos y fortalecer relaciones personales, familiares y sociales.

3 Línea de formación académica

A lo largo de los años 2020-2022, un total de 747 personas víctimas del conflicto armado, cursaron y finalizaron un proceso educativo formal. Al comienzo del proyecto, muchas de las personas participantes no habían podido iniciar, continuar o finalizar sus estudios, contando en su mayoría con bajos niveles de escolarización.

Por ello, contemplamos la posibilidad de que pudieran retomar sus estudios bajo un modelo educativo oficialmente reconocido por el Ministerio de Educación denominado CLEI (Ciclo Lectivo Especial Integrado).

Se trata de un modelo de educación flexible que intensifica la carga horaria de clases con el objetivo de conseguir validar uno o varios cursos escolares en un menor tiempo del habitual. A pesar de que este modelo está diseñado para educación de adultos, la ley permite su utilización para población en situación especial como son las víctimas y personas desplazadas por el conflicto.

Proceso educativo

AñoSemestre Número de participantes
2020 155
2021 Primer semestre243
2021 Segundo semestre178
2022 Primer semestre65
2022 Segundo semestre106
Total 747
Algunas de estas personas iniciaron el proceso sin haber asistido nunca a un colegio y sin saber leer o escribir; otras habían cursado hasta sexto de primaria, pero se vieron obligadas a abandonar sus estudios y nunca más pudieron continuar con su educación…

Dependiendo de la situación personal de cada persona, algunos empezaron de cero y otros empezaron en cursos más avanzados. Durante los 3 años de implementación del proyecto, todos los participantes avanzaron en sus estudios y, los que empezaron más avanzados, pudieron finalizar y graduarse con el título de Bachillerato


0 0 votes
Valora este artículo
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x