El Legado feminista de Quino

Mafalda (Quino) y Magola (Adriana Mosquera, Nani)

Por Adriana Mosquera, Nani.

Muchas crecimos leyendo a Mafalda, divirtiéndonos con una niña rechonchita que lo mismo pegaba un grito pidiendo libertad, que hacía preguntas incómodas desde la más absoluta inocencia, preguntas que siempre llevaban una pequeña dosis de veneno, que cuestionaban el sistema, que dejaban ver el total inconformismo de nuestra cabezona protagonista por cómo funcionaba el planeta en general.

Muchas, sin darnos cuenta, interiorizamos el mensaje: las niñas no solamente estamos para hablar de flores y mariposas o para sufrir por los niños como le pasaba a otras contemporáneas de Mafalda como Candy Candy, las niñas podemos hablar, podemos opinar, podemos cuestionar, somos parte activa de la sociedad y podemos transformarla.

Quino, puso a hacer todas esas peripecias a su hija Mafalda en un momento en el que sólo opinaban los hombres, las mujeres caricaturistas eran casi una curiosidad y el feminismo estaba despegando en América Latina, Quino se puso en los zapatos de una  pequeña mujer; su tira podría haber estado protagonizada por Manolito o por Felipe, todos sus personajes eran igual de potentes, pero  él tomo la buena decisión  de elegir a Mafalda.

Plantó en nuestras cabezas la revolución, él sabía que el mundo era injusto con las mujeres y quiso equilibrar la balanza, y dotó a Mafalda de sensatez y de inteligencia, ahora lo vemos tan normal, ¡claro es Mafalda y Quino es un genio! Pero su mensaje es tan potente que sigue vigente y seguirá por muchos años, es más,  me atrevería a decir que muchos todavía no lo han entendido.

Quino empoderó a las mujeres, nos dio voz, nos convirtió en heroínas y protagonistas de todos los temas posibles: política, religión, planeta, ecología, igualdad, actualidad, hambre en el mundo, educación, televisión, corrupción, medios de comunicación y mil temas más.

Cuando hablas con un caricaturista actualmente, sea hombre o  mujer, y preguntas por su inspiración, casi todos van a mencionar a Quino; en eso también nos igualó, su legado es infinito y ha sido muy duro verle marcharse en el año en el que todos estamos más bajos de moral, pero, ¿y si eso también es parte de su regalo, si justo ahora es el momento  propicio para releer a Mafalda y aplicar de verdad todas sus enseñanzas?

Hoy más que nunca la libertad es un personaje chiquitico y la democracia una tortuga, hoy más que nunca queremos que el mundo se pare para bajarnos, hoy vemos al mundo en obras como ella lo veía, hoy sufrimos porque tenemos que tragar entera esta sopa que nos dan de noticias, injusticias y  las desigualdades.

Muchos de los que leen y aman a Mafalda ni saben que llevan años siendo feministas, dándole la razón a una niña, si una niña, una mujer. Por eso el mensaje más potente que nos deja Quino en su obra Mafalda es: ¡Adelante chicas, ustedes pueden cambiar el mundo!


5 1 vote
Article Rating
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x