El importante papel de las organizaciones sociales y religiosas en tiempos de dificultad

Antioquia Solidaria entrega paquetes alimentarios a los más vulnerables

En estos difíciles tiempos por los que ha atravesado la humanidad, donde parecía que no existía una salida al ritmo acelerado y poco reflexivo en que se vivía en las sociedades contemporáneas, fue necesaria la aparición de una situación que estaba fuera de las manos de todos para darnos cuenta de la fragilidad, vulnerabilidad y debilidad de la raza humana.

Con el pasar de los días fueron apareciendo dificultades, y a ellas sumadas las necesidades que pedían pronta solución. Fueron muchos los corazones movidos y conmovidos por las ganas de ayudar, por la solidaridad, por la empatía, por el querer hacer por los demás. Y es a través de las organizaciones sociales y religiosas que en muchos casos se puede canalizar esta ayuda, ya que estas brindan un aporte incalculable al bienestar de todos trabajando de forma ordenada y eficaz por llevar esa ayuda a quienes más lo necesitan. Las organizaciones religiosas también complementan las capacidades del Estado, atendiendo diferentes necesidades y preocupaciones, fortalecen el ámbito espiritual de cada ser humano y nos motivan a ser mejores ciudadanos cada día, mas aún en epocas de gran dificultad.

Sea cual sea la nacionalidad y creencia de cada persona, la Libertad Religiosa es un derecho fundamental establecido en La Declaración Universal de los Derechos Humanos. Hasta la constitución de 1991 colombia no reconocía las diferentes confesiones religiosas del país, pero todo cambió y actualmente, el artículo 19 de la Constitución Política de Colombia garantiza la Libertad de cultos, religión y conciencia. El Derecho a profesar libremente una religión. Todas las confesiones religiosas son igualmente libres ante la ley.

Con miras en garantizar este derecho fundamental a los colombianos, nace la política pública de Libertad Religiosa. Esta Política Pública ha sido incluida en las dos últimas versiones del Plan Nacional de Desarrollo (2015 y 2019). Promueve este derecho y reconoce los diferentes aportes de las organizaciones religiosas a la sociedad colombiana. Es fruto de una construcción colectiva, con equidad entre diferentes tipos de cultos, sin que prevalezca una sola creencia en particular.

Desde el Gobierno Nacional, el Ministerio del Interior promueve el reconocimiento de las organizaciones religiosas. También formula y actualiza la Política Pública, para el bien común. Por su parte, los Gobernadores y Alcaldes del país deben aterrizar esa Política Pública en su región, a través de los Planes de Desarrollo de su territorio.

Si bien las organizaciones sociales desempeñan un papel crucial en la construcción de sociedades más justas y armónicas para garantizar una convivencia con respeto, cabe resaltar públicamente los aportes que ofrece el sector religioso en diversos sectores de las sociedades y el impacto de la labor religiosa en la población para alcanzar varias metas de desarrollo regional como mitigar problemáticas sociales, disminuir la exclusión y discriminación, garantizar derechos de los ciudadanos, mejorar la calidad de vida, reducir problemas de salud física y mental, disminuir índices de violencia, promover el desarrollo económico y social de las comunidades.



0 0 vote
Article Rating
Compartir esta publicación:
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies