Selección Colombia, gracias


Es de bien nacidos ser agradecidos, así reza el refrán. No ganamos el Mundial Rusia 2018. No obstante, hay que reconocer que la Selección Colombia ha dado lo mejor de sí: toques de balón, pases técnicos, elegancia al mejor estilo del “Caballero Beckenbauer”, alegría, y, un deseo ferviente de no decepcionar a todo un país que ha puesto su confianza en ella.

Nos ha regalado el mejor fútbol que hemos visto en años, desde los tiempos de René Higuita, “El Pibe” Valderrama, Faustino Asprilla, Leonel Álvarez, para mencionar a unos cuantos. El bailecito de Yerry Mina celebrando el gol, la serenidad de James para entregar la pelota, el sueño cumplido de Falcao de meter un gol en un mundial, los acertados pases de Quintero, entre otros. Ante Polonia, Colombia se creció, fue un juego limpio, sincronizado, que más parecía un “poema a la unión”.

En tan sólo dos partidos jugados han logrado lo que ninguno ha conseguido a lo largo de los años en el país del “surrealismo mágico”: unir a toda Colombia. Y es que el deporte en general, y el fútbol en particular, integran.

Nos han hecho vibrar de emoción, nos han hecho reír y nos han hecho llorar de alegría. Qué sepa mi Selección Colombia que ustedes son dignos de admirar. Sabemos lo que cuesta en nuestro país ser un buen deportista, no porque no haya suficiente talento, sino porque no cuentan con suficientes apoyos en lo económico. Sabemos de qué barrios salen y, también, lo que les ha costado llevarse un bocado de alimento a sus bocas, en algunos momentos de sus vidas.

Ni los equipos europeos con sus grandes apoyos económicos, con sus instalaciones deportivas perfectas, han podido regalar un espectáculo como el que muchos hemos visto de la selección colombiana en estos días.

Ustedes han mostrado al mundo cómo un país en vías de desarrollo, hace vibrar de emoción a muchos continentes. Desde el corazón, gracias, gracias, gracias.



Compartir esta publicación:

Dejar un comentario:

Por favor Iniciar sesión para comentar
avatar